martes, 8 de marzo de 2016

El problema es de los que quedan vivos - The Living (2014) - Jack Bryan


Greg no las tiene todas consigo: confuso y desangelado. Trabaja en un supermercado donde siente que desperdiciará inexorablemente su vida, vive todavía con su madre solos (No se aclara si por divorcio, viudez o maternidad soltera); quien lo trata como a un inútil y, por si faltara algo, su cuñado agrede físicamente a su hermana después de una noche de alcohol sin hacer nada para defenderla.
Testigo de este panorama, un compañero de trabajo se decide a ayudarlo a que se haga hombre.

Sin opiniones morales ni sobre la situación de soledad de esa madre, ni sobre la violencia de género, ni sobre las razones de una venganza, ni sobre las consecuencias de las decisiones, la historia narra acciones. Pero no como lo haría una película de acción, sino generando atmósferas de intranquilidad que son resueltas con excelentes diálogo en el momento más incómodo. 

El problema es para los que quedan vivos.
Sin estrellas ni actuaciones descollantes pero con un resultado actoral grupal redondito. 
Participó en los festivales de cine independiente ganando como mejor guión en los de Manhattan y Tallgrass. 
The Living es una de las primeras películas filmadas con el Sistema BlackMagic de cámara prtátiles y resolución 4k que le da una calidad inusual para producciones independientes. Le da a las imágenes un tono más crudo y visceral. 
Es una película indie, de bajo presupuesto, con elenco menor pero muy bien contada y actuada. Una mención especial para Chris Mulkey: aterradoramente dreíble.
Totalmente recomendable. Ver trailer


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario