martes, 15 de marzo de 2016

La voz de esa yegua levantó a las bestias - Eva no duerme (2015) - Pablo Aguero

De una factura técnica para nada habitual por estos lares, Eva no duerme es oscura como corresponde a la historia del cadáver de María Eva Duarte de Perón, Evita o "esa yegua".
Tiene bien merecidas once nominaciones a los Cóndor de plata incluyendo película, director, actriz de reparto, actor de reparto, guión y todos los premios técnicos.
La dirección de fotografía es formidable con un juego de claroscuros a partir de las velas que hace aún más macabra la historia. Aparte de las imágenes documentales. hay una sola escena filmada a la luz del día.
Fue presentada en los Festivales de San Sebastián y Mar del Plata (Donde estuvo nominada como mejor película) y acaba de ganar el 12 de Marzo de 2016 el Festival de cine Pantalla Pinamar.
Está dividida en tres episodios llamados El Embalsamador (El Doctor Pedro Ara protagonizado por Imanol Arias), El Transportador (Carlos Eugenio Moorie Konig protagonizado por Denis Lavant) y El Dictador (Pedro Eugenio Aramburu protagonizado por Daniel Fanego).
El primer episodio muestra el trabajo que le llevo más de tres años al Dr. Ara para embalsamar el cuerpo narrando su obsesión por quitarle ese rictus con un magistral manejo de cámaras, atmósferas y rostros que sobrecogen al espectador.
El segundo narra el secuestro del cuerpo por parte de Moorie Konig. Ya había declarado el Secretario de Trabajo de la Revolución Libertadora: "Mi problema no son los obreros. Mi problema es "eso" que está en el segundo piso de la CGT". Según palabras del director Pablo Arguello "No quise ahondar en las vejaciones que sufrió el cuerpo. Quise retratar las personalidades de los personajes". Tengo que reconocer que aquí hay rigor histórico, porque los seguidores peronistas iban depositando velas y flores por donde creían que habían transportado el cadáver, cosa que se muestra en el film.
En el tercero, si bien Arguello argumenta que no se quiso meter en la cuestión política; creo que eso es imposible y aquí se ve una vuelta de tuerca a la historia que encuentra una justificación al asesinato de Aramburu por parte de Montoneros. 

Los tres episodios son hilvanados por un narrador protagonizado por Gael García Bernal que aparece en cámara al principio, entre episodios y al final. No representa ni más ni menos que a Massera que muestra toda su misoginia y odio a lo largo de toda su misoginia y odio. Asevera en un tramo: "Cometimos un sólo y fatal error. No hicimos desaparecer su cadáver".
Aguero afirma que encontró que indicios de la presencia de Massera detrás del cuerpo de Evita en varias ocasiones al revisar la historia. García Benal dice: "Yo, héroe de la patria perdí un cuarto de siglo en atrapar a una mujer...............que ya estaba muerta". "Pero fui yo quien vino a poner justicia final al asunto". Esto es porque en una negociación entre Lanusse y Perón para su regreso finalmente se le devuelve en España el féretro que estaba en un cementerio de Milán. Regresa Perón sin el cuerpo de ella. Cuando Perón muere, Montoneros secuestra el cuerpo de Aramburu para reclamar la repatriación de Evita, quien finalmente es depositada junto a los restos de Perón en la quinta de Olivos para que el público pudiera visitarla. Cuando sucede el golpe de 1976 es Massera quien se hace cargo de enterrar el cuerpo de Evita en el panteón de la familia Duarte  en la Recoleta bajo toneladas de cemento que soportarían un ataque nuclear.

Preguntado Massera el porqué de los conciliábulos para hacer desaparecer de Evita y no el de Perón, reconoció: "Tal vez porque a ella es a la única que siempre, aún después de muerta, le tuvimos miedo". Totalmente recomendable. Ver trailer
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario