domingo, 13 de marzo de 2016

Mientras estés borracho no regales nada ni hagas daño - Aferim! (2015) - Radu Jude

Valaquia (Estado rumano autónomo formado en el Siglo XIV), 1835; antes de la unificación e independencia de Rumania. Un boyardo (título de nobleza de los terratenientes eslavos) requiere a Aferim, alguacil de su condado, que dé cacería a Carfin, un esclavo gitano dado a la fuga, acusándolo de robo. 
El Estado todo debía luchar contra la epidemia de cólera y las intenciones imperiales de "Los Ivanes y Los Turcos" en defensa de su independencia y de la fe cristiana. Si bien Moldavia nunca fue invadida por el Imperio Otomano, debían rendir tributos a Estambul. 
Emprenden Aferim y su hijo Ionita un viaje lleno de peripecias y aventuras repleto de frases sentenciosas como para coleccionarlas: "Será nuestra desgracia cuando el culo este a la cabeza y el coño al mando" hablando de los esclavos gitanos y el futuro de la humanidad. 
Los textos han sido extraídos de cartas y archivos históricos verdaderos. El resultado es como una de cazarrecompensas de Tarantino pero más real.
Cruel, pero con un humor negro, sórdido y ácido (Imperdible la escena previa a la sentencia del Sultán Constandin sin Georgeu) único.
Durante todo el viaje Aferim alecciona a Ionita en cuestiones importantes de la vida: "Lo que tu mano encuentre para hacer hazlo según tus fuerzas porque en el sepulcro donde vas no hay obra ni industria, ni ciencia ni sabiduría." 
En un tramo hace referencia a algo a lo que ya se refería Enrique Larreta en su libro "Las dos fundaciones de Buenos Aires". Aferim le pregunta a una prostituta "¿Tienes la enfermedad francesa?". Larreta, refiriéndose a las causas de la muerte de Don Pedro de Mendoza, primer fundador de Buenos Aires; responsabiliza de ella a la Sífilis considerada por los franceses como la enfermedad napolitana y por los napolitanos como la enfermedad francesa. Esto era así porque, en ocasión de que Felipe de Anjou quiso reconquistar Nápoles de manos de los españoles, en dichas batallas más de la mitad de las muertes se produjeron a causa de la Sífilis.
Permanentes frases sentenciosas van marcando los diálogos de todas las clases sociales en el film: "El rico se mira en el espejo. El pobre en el plato"; "El pobre reza más que el rico porque tiene tiempo" o "Somos pobres como la mugre. No tenemos más que nuestros cueros"(Un esclavo gitano).
Filmada en blanco y negro esta poderosa película ha recibido 11 nominaciones de las que ganó ocho a lo largo del mundo. Ganó el oso de plata de Berlín por mejor director en 2015 (En 2016 lo ganó Trapero por El Clan). Ver trailer
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario