lunes, 14 de marzo de 2016

Nadie nace delincuente - Taxi Teheran (2015) - Jafar Panahi

Filmada con pequeñas cámaras dentro de un vehículo de alquiler, ante la sentencia del Gobierno de Irán de seis años de prisión y 20 de inhabilitación para dirigir cine o representar al país en Festivales o hacer entrevistas; el discípulo de Abbas Kiarostami reacciona saliendo a la calle con un Taxi a recorrer las calles y grabar las conversaciones cotidianas. 

Desde ya se trata de un Servicio de Taxi compartido como ya alguna vez hubo aquí en Córdoba durante la época de Cavallo y como resultado se da un conjunto de personajes pintorescos que a poco de hablar dejan traslucir la influencia del Gobierno en el quehacer de todos los días entre los intelectuales o en la educación y las normas habituales en su país con respecto a las mujeres.
Hay tramos en los que parece que hay más de una cámara a bordo pero no invalida el experimento.

Ganó el Oso de oro de Berlín como director por esta película, así como el FIPRESCI (Prensa especializada) y mejor director en Bombay y San Diego.

Lo que está bien y lo que está mal para la sociedad y el gobierno iraní sale a la luz en cada diálogo, ya sea al hablar sobre lo filmable para el profesor de arte de la sobrina de Panahi o sobre la legalidad de los castigos y las sentencias o sobre el derecho de una mujer a las herencia. Hasta los temas más pequeños tienen que ver con las normas sociales vigentes en Irán.
Una crítica social a modo de documental falso que nos acerca a la mirada del otro. Ver trailer
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario