miércoles, 16 de marzo de 2016

No es sólo Boston - Spotlight (2015) - Tom Mac Carthy

El inglés a veces me asombra en cuanto a cómo se usan palabras destinadas a detrminados usos para graficar de manera muy ingeniosa y práctica otros usos. El término spotlight proviene del teatro cuando la escena se oscurece y al personaje lo ilumina un faro que lo enfoca directamente. Una luz (light) localizada (spot); una luz destacada. Es cuando se hace foco en algo, cuando se concentra la luz. Los yankees acostumbrar a usar este término también periodísticamente. Serían noticias destacadas. Pero no destacadas a lo Crónica con placa roja "Ultimo momento". Destacadas porque llevan un trabajo especial de análisis, investigación y seguimiento que las pone lejos de las primicias urgentes. Son los temas que el diario considera de interés editorial. En Primera Plana. Y para eso se destina un equipo de trabajo para seguir esa noticia. Imagino que el paralelo aquí podría ser La ruta del dinero K con periodistas exclusivamente dedicados a esa noticia.
El Boston Globe es comprado una vez más. Esta vez por el Washington Post. Envían a hacerse cargo a Marty Baron (Liev Schreiber), de origen judío, a quien los empleados del Globe miran con recelos porque no es la primera vez que esto sucede y saben que viene a despedir gente. Aparte de hacerlo centra su atención en el grupo de Spotlight liderado por Robby Robinson (Michael Keaton) y les requiere que presten atención a las denuncias sobre curas abusadores en  Massachusets - Boston. El film narra la investigación que empieza con un caso y llega a más de 90 descubriendo que los pedófilos eran "Reeducados" en casas especiales y luego reubicados en algún otro destino para seguir haciendo su vida normal.
No sólo se contentan con la denuncia del abuso sino que ahondan en la reacción de la superioridad de la iglesia católica. Demuestran el encubrimiento, logran con esto la renuncia del Cardenal Law pero fue trasladado a Roma donde Juan Pablo II lo nombró Arcipreste de la Basílica Santa María la Mayor y participó en el Cónclave donde se eligió a Benedicto XVI.
La historia es estremecedora, máxime cuando al final se exhibe un listado de otros lugares donde ha sucedido lo mismo y figura varias veces  nuestro país.
Muy buenas las actuaciones de Mark Ruffalo y Rachel Mc Addams. Una de las mejores películas del año 2015. Es la película más premiada del año con 229 nominaciones, de las cuales ganó 109 incluyendo dos Oscars a mejor película y guión original. Ver trailer
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario